Inicio de sesión
Consumo Responde

 

 

 

RETRASO EN VUELOS 

 

LA ASOCIACIÓN ¡ea! DEFIENDE LOS INTERESES COLECTIVOS DE LOS CONSUMDORES Y USUARIOS DE ANDALUCÍA, LOS SUYOS PROPIOS Y LOS DE SUS SOCIOS Y COLABORADORES


Las Asociaciones de Consumidores son entidades privadas, entre cuyos objetivos figuran la información y asesoramiento a los consumidores, representan a los consumidores ante los organismos administrativos de consumo, defienden sus intereses individuales y colectivos ante los tribunales de justicia. 

La Asociación presta el asesoramiento preciso para que conozca si sus pretensiones son viables, ya que en ocasiones su reclamación puede ser improcedente, bien porque no tiene razón o por falta de pruebas. 

Si desde el servicio jurídico de la Asociación, se aprecia que su reclamación puede ser tramitada, le informarán sobre sus derechos y posibilidades de indemnización, además de indicarle la vía más adecuada para su resolución.

Desde la Asociación se intentará:

 

• La vía voluntaria. Para conocer estos procedimientos vaya a:

. Mediación
. Arbitraje de Consumo
. Tramitación de la reclamación ante la Administración

 

• La vía judicial.

 El artículo 51 de la Constitución Española establece los principios en los que se basa la defensa de los consumidores y usuarios, que posteriormente han sido desarrollados por las leyes de protección del consumidor.

 

Esta defensa está atribuida, en principio, a los poderes públicos, pero solamente con la implicación activa de los consumidores, de forma individual o colectivamente a través de las Asociaciones de Consumidores puede conseguirse una actuación eficaz.

 

Las Administraciones Públicas tienen atribuidas, entre otras, competencias de creación de un marco normativo, control de¡ mercado, información y asesoramiento a los consumidores en el marco establecido por la Constitución Española. En la Comunidad de Madrid, estas funciones las realiza el Servicio de Orientación al Consumidor, de la Dirección General de Comercio y Consumo de la Consejería de Economía y Empleo. La mayoría de los Ayuntamientos disponen de Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMIC), desde donde se facilita información al ciudadano y se tramitan sus reclamaciones.

 

Las Administraciones Públicas, entre otros instrumentos de protección al consumidor, han constituido Juntas Arbitrales de Consumo, para la resolución de las reclamaciones en materia de consumo, y los Consejos de Consumo, en los que participan todos los agentes sociales implicados en la defensa del consumidor.

 

Al dirigirse a una de estas Asociaciones para solucionar su problema, es posible que tenga que hacerse socio de la misma. El primer servicio que presta la Asociación es el de facilitar al consumidor el asesoramiento preciso para que conozca si sus pretensiones son viables, ya que en ocasiones su reclamación puede ser improcedente, bien porque no tiene razón o por falta de pruebas, o bien porque el reclamante no pueda ser legalmente considerado consumidor - véase el caso de la persona que contrata con una operadora de telefonía móvil bajo un modelo de contrato llamémosle " libre empresa", evidentemente previsto para uso empresarial, pues llegado el caso que esta persona quiera reclamar a la operadora sus derechos como usuario o consumidor no podrá hacerlo ya que los empresarios están excluidos del concepto legal de consumidor, por este mismo motivo, nunca un empresario podrá instar un procedimiento arbitral de consumo al cual cada vez comparecen más pero siempre en la condición de reclamados; cosa distinta es el caso que el empresario adquiera productos o servicios a título particular y para su uso propio, personal, familiar o doméstico  en cuyo caso sí estará actuando como usuario "final" y tendrá los derechos propios de los consumidores y usuarios, establecidos en las leyes.